lunes, 26 de junio de 2017

LOS ALMENDROS


Por la misma fecha
florecieron olvidadizos
los almendros,
primavera esculpida en la memoria;
copiosa lluvia de abril
lloró la tarde,
mas no quiso Cronos
detener su vuelta
y el gran teatro, prosiguió
la representación de su tragedia.

MAGDALENA MARTÍN RODRÍGUEZ -Málaga-
Publicado en Luz Cultural

EL DESDICHADO


Qué desoladamente desolado
te has quedado en la plaza,
niño, en el baldío
silencio de tu misma voz,
fría y sin brillo ahora.

La tarde se ha alejado vanamente
de tus ojos, arena,
ya sin alrededor, ni más, ni nunca.
¿Es que en los míos
vas a quedarte quieto para siempre?
¿Qué esperabas allí, sentado, solo?
¿Qué vinieran a darte,
a buscarte, a decirte?
¿Qué esperabas,
pequeño y desgarrado solitario,
sangre mía, ausencia
de todo el mundo? ¿Qué esperabas?
         
Rodolfo Alonso
Publicado en Poesía del mondongo

LA PLANTA ROJA


Los laboratorios McPherson & Murphy, de Glasgow, Escocia, habían experimentado en secreto durante años con un peculiar espécimen de una planta hallada en la selva tropical.
Los fondos destinados a la investigación eran cuantiosos, y el anónimo mecenas había pedido que
no cejaran en su empeño hasta descifrar todo el ADN de la planta, a fin de obtener una determinada
mutación.
Los doctores Stevenson y Orellana consiguieron hacer mutar al espécimen vegetal. El color rojo
intenso de sus hojas y tallos demostraba que, al menos, habían conseguido crear un ejemplar único.
Solo faltaba que cumpliera las otras “características” que se habían solicitado en secreto. Hicieron la
prueba… y alcanzaron un rotundo éxito. Rápidamente se pusieron en contacto con los intermediarios de sus inversionistas y les comunicaron la noticia. Días después varias avionetas sobrevolaron las selvas del Amazonas, en las proximidades de las grandes industrias de producción de la soja.
Pasaban a baja altura sobre la jungla, y arrojaban pequeñas nubes compuestas de miríadas de partículas. Unas semanas después la jungla aparecía salpicada de manchas rojas: las semillas habían germinado y las nuevas plantas comenzaban a crecer en el rico suelo sudamericano. Pronto se descubrió para qué fin querían la mutada planta sus insaciables adalides: la frondosa selva del Amazonas era devorada por la nueva planta, cuyo ciclo de reproducción era muy breve pero destructivo; primero consumía toda la floresta de su alrededor, luego esparcía sus semillas al viento en varias millas a la redonda y después moría y se transformaba en polvo, formando una extensa y desolada superficie… apta para el cultivo de soja, al que no afectaba la plaga.
Era un ahorro inmenso en tiempo y mano de obra, se dijeron los depredadores capitalistas, mientras se frotaban las manos y pensaban en los beneficios obtenidos. Las semillas, en cambio, ajenas a los intereses de los hombres, se dejaron arrastrar por los vientos y las corrientes aéreas, y empezaron a caer sobre todo el planeta…

Francisco José Segovia Ramos (España)
Publicado en la revista digital Minatura 155

IMÁGENES


Ciudades narcotizadas
por el hollín y el silencio;
agua de arroyo
mojando todas las aguas;
deshielos mentales
como ríos descontrolados;
un fantasma del último dinosaurio;
el rostro de un anciano
esmerilado por la espera;
un televisor
en un bosque de ciegos;
una sombra
buscando un cuerpo;
puertas sin paredes
colgadas del viento.
Finalmente
tú,
yo,
agua excitada
en las venas del tiempo.

Del libro Hallazgo tardío de SERGIO BARTÉS -Argentina-
Publicado en Editorial Alebrijes

SÉPTIMA CERTEZA


El mundo ha quedado huérfano:
en la madrugada que abre al este
empujan las tinieblas lo oscuro de la tierra
los pastos en las sombras/tenues hebras/
rocío brotando entre palmeras/ha llovido en mayo
el puente despega maderas sobre el río
su cauce de aguas turbias
huelo el fresco fulgor de la mañana/
la húmeda escarcha de la niebla/
las garzas en su hueco de plumas
se derraman en los charcos
detrás de mí la parábola del sol
roja estela sobre el polvo
últimas estrellas sobre la garganta de luz
impaciente/ el mundo/ quiere amanecer
pero ha quedado huérfano
no puede nacerme en la mañana del campo
si tus dedos no respiran mi nombre
allí/al oeste/donde todavía duerme la noche

PATRICIA SEVERÍN -Argentina-
Publicado en Gaceta Virtual 125

SOBRE LA PREDICCIÓN DE CATÁSTROFES


Es inútil incluso si una mujer utiliza la bicicleta en todo el mundo
riega todo con agua de lluvia
y guarda todo para la próxima vez

poco a poco comenzamos a sudar,
sutil, olor a vinagre
cuando es noche de Solsticio nos ahogamos rápidamente en las mentiras que estamos olvidando

hijas rasgan el cielo alrededor de la bola
a lo largo de sus líneas de compresión

y cuando la destrucción brilla en los ojos de los amantes
disfrutamos de las noches australes
como si estuviéramos respirando nuestro anhelo por última vez
de los humedales de manglar y pantanos fríos nos encontramos a recordando de repente

llevamos el placer en nuestras manos que viaja por todas partes y las botellas rompen las naves, las islas y los sueños
se ahogan en los océanos
los viajeros desaparecen en la fiebre amarilla
frutas el destello en la oscuridad brillante

cuando todo estaba listo en la primavera pasada, el veneno estaba destinado a vaciar las flores, soltar las alas, el rocío

y el silencio, atardecer muy claro alrededor de una bicicleta azul para correr primero desde la juventud, todos los sueños que nos han legado
la verdad del agua

cómo en cimientos secretos, en los pensamientos de los niños, no brilla ninguna perla del río, río de oro en los ojos de las mujeres

y el sol seductor que busca los más altos cielos se vuelve tóxico, manchas en las caras de los niños
dibuja los continentes en las mejillas mojadas,
vacía la piel de las mujeres
de las promesas y quema a los niños tan molestos
que todo lo que vemos de ellos en las puertas es un agujero

hay humo en la habitación, las luces tienen
que apagarse y el petróleo está almacenado en su botella.

Katariina Vuorinen -Finlandia- Traducción de Mohsen Emadi y Arturo Loera
Publicado en Periódico de poesía 98

CON MUCHO RIGOR


Con mucho rigor y dependencia, iba cayendo
hasta el papel.  Se trataba de un descenso, sólo de eso
tenía conciencia.  Y se sintió un niño, como le ocurría
siempre que vivía esas incidencias.

Las letras fueron buscando su sitio en relación con
los espacios en blanco de un papel garabateado.

Un juego y un desafío.  Con magia y el hechizo
de algunas vetas convocadas por la pausa y para el encuentro.

Del libro "Envolvencias" de Graciela Susana Puente Iglesias -Argentina-
Publicado en el blog elescribidor

TODO ANOCHECE


En la boca más atroz toda la noche es mía,
en el cuerpo lunar esotérico las sonatas
dictan la luz bélica demacrada
elevando poderes infinitos
en la oscuridad que todas las almas anhelan.
Ellas siempre duermen al ritmo de mis latidos,
pero a media noche revelan cadenas repulsivas
que azotan mundos paralelos.
¡Oh! me están vigilando miles de cuerpos
que aluden al último alarido desnudo del instrumento histórico.
Vuelvo a dormir con el arsenal magnífico
de la música onírica del violín buscando el grito colosal
de palabras en cuatro cuerdas.

Melisa Nungaray -México-
Publicado en La Náusea

VOY A SEGUIR ESCRIBIENDO


Voy a seguir escribiendo
hasta que vuelvas...
si no llegas a leerme...para qué seguir viviendo.
Tornará gris la mirada,
me quedaré sin papel, sin tiempo, sin palabras...
pero yo, voy a seguir escribiendo,
porque...si no leyeras
me borro,
me deshago,
me destiño,
pieza a pieza me desmorono por dentro...
Seguiré escribiendo hasta que vuelvas...
aunque tal vez sea tarde
y ya no esté
para escucharte leyendo...

Del libro Dis-tinta de Julia Moreno
Publicado en Acantilados de papel

AMOR FRUSTRADO


Cuando se piensa en un amor distante
que allá a lo lejos aminora el paso,
con prisa, a veces, se le alarga un brazo
queriendo se detenga en ese instante.

La esencia disminuye lo fragante
del petalo que ya no se sujeta
a la flor que amortigua su semblante
cuando el tiempo su término decreta.

Lontananza de amor que languidece
tras una breve unión que tumultuosa
resulta en un brebaje que enloquece,

dejando en el sediente la penosa
renuncia a mitigar la sed que crece
cuando su sequedad se hace angustiosa.

Manuel I. Aparicio Paneque

UNA URBANA HISTORIA DE HISTORIAS


            Así podría definirse a la extraña y, a la vez, sorprendente obra de Pedro Moscatel, Quién tiene miedo a morir, que ha visto la luz de la mano de Ediciones Saco de Huesos.

            En efecto, Quién tiene miedo a morir puede leerse como una novela o como una suerte de relatos de temática variada, la mayoría del género de terror. En este sentido, Pedro Moscatel sigue la tradición de obras tan señaladas como Las Mil y Una Noches, o el Decamerón. Hay una trama común, que los va enlazando, e incluso se puede hablar de metaliteratura, como uno de sus protagonistas llega a decir durante el transcurso de la historia.

            Pedro Moscatel divierte, asusta, hace reflexionar, se ríe de sí mismo, poniendo el género del relato a unos niveles diferentes, en un alarde de ingeniería que no resulta forzado. Cierto es que el lector se verá abocado al desconcierto, a la locura literaria, porque las historias que se cuentan no tienen relación entre ellas pero, en cambio, sí que la mantienen con el eje central narrativo, en donde dos hombres se enfrentan en una situación límite.

            Estilo urbano, moderno, audaz en ocasiones, Quién tiene miedo a morir es una literatura atrevida, que busca innovaciones, y que bucea en el inconsciente colectivo, con relatos muy variopintos que sirven de excusa a los protagonistas principales de la obra para mantener unos diálogos como poco, interesantes.

            Pedro Moscatel bucea en los diferentes géneros del terror –y hace también alguna escaramuza en la ironía y el humor- para contar historias que paralizan por lo impactantes, sobrecogen por lo crudas, o hacen sonreír por la doble intención que pueden esconder.

            Sería contraproducente hacer siquiera un somero análisis de los relatos que componen Quién tiene miedo a morir, por los motivos ya aludidos anteriormente, pero ello no es óbice para recalcar y ensalzar la fuerza de los dos principales –y antagónicos- protagonistas que van desarrollando su historia en los paréntesis que Pedro Moscatel nos va dejando entre relato y relato.

            Tanto uno como el otro se van reforzando historia tras historia, hasta llegar a un final en el que todo tiene su sentido, nada sobra y el lector se queda con la amarga sensación de saber quiénes son los que realmente tienen miedo a morir.

FRANCISCO JOSÉ SEGOVIA RAMOS -Granada-

NO QUIERO


No quiero,
no quiero repetir mis pasos,
mis ausencias,
no quiero,
que mis pies
recorran un camino de sal
ni ser preso de lo inconfesable,
no quiero.

GUILLERMO JIMÉNEZ FERNÁNDEZ -Mérida-

sábado, 24 de junio de 2017

MI RELATO ROMÁNTICO


Aun en tus enojos me dejes y te largues,
son las imágenes de tus figuras al partir,
espejismo de tu enojo y no te amargues
yo no te quiero en mi historia Compartir.

Los tristes recuerdos y nuestro ejemplo,
entre conciencia revestida y sinsabores,
siento el ocaso de mi vida es mi templo,
pétalo de mi amor, capullo de mis flores.

Aunque en tu partida lleves mi reclamo,
No lograste a este hombre hacer sentir,
el romance es la leyenda de un te Amo,
Te Amo, mi única manera que seas feliz.

Aunque pasen años de terrible ausencia,
Tu cabellera gris y no te acuerdes de mí,
en tus sueño largo y yo en tu conciencia
El hombre de tu amor el que te hizo feliz.

José Rafael Díaz -Puerto Rico-

BENDITA MALDICIÓN


Me desquician tus besos
Me trastornan tus miradas
Me enloquecen tus sonrisas
Me encienden tus caricias
Y tu vesánico amor
Me lleva al infierno del edén.

Antonio Fco. Rodríguez Alvarado

QUIERO


Es fin de semana y sé que llegarás,
te estaré esperando vestida de
azúcar aquí en mi portal.
Me darás un beso y te besaré
con toda mi alma, con todo mi ser,
quiero disfrutar de esas delicias,
quiero beber de tu vino añejado,
quiero disfrutar de ese amor
acumulado que quieres entregarme,
quiero sentir tu respiración agitada,
que me susurres al oído cuanto
me ¡amas!...
Quiero compartir contigo mis noches
y mis días, celebrar tus triunfos y tus alegrías,
y llorar con tus tristezas.
Quiero despertarte en la mañana
con un beso, y quedarme a tu lado
así dormida.
Quiero caminar contigo de la mano
en un parque solitario en la playa o
en el campo,
donde podamos dar rienda suelta
a todos tus antojos y mirarte a los
ojos y decirte cuanto te ¡amo!
Quiero recorrer tu cuerpo con
mis manos, sentir tu aliento y saber
que aún respiro y sigo viva .
Quiero amarte locamente y sin medida, quiero sentirme amada, sentirme mujer
Pero a tu lado.

Angélica Bueno -Honduras-

SI ME FUERA UN DÍA...


Si me fuera un día...
Al partir, no sé a dónde...
Al cerrar los ojos,
regresaré al calor de tus brazos;
su fulgor, cegará la oscuridad
y el temible camino del desamparo.

Gloria Judith López Soto -Colombia-

EL PODER DE LA MÚSICA


La música nos llena de alegrías,
alimenta el espíritu con gozos;
los sentidos contagia de energías,
es placer que ahuyenta los sollozos.

Los ritmos aniquilan las apatías
los rostros se sonríen alborozos,
olvidamos pensar melancolías,
amarguras se tiran a los pozos.

Inmensos regocijos nos reitera
es júbilo que a cuerpos les divierte
nos late y salta el corazón contento.

La música emociona, nos libera,
por ratos no pensamos en la muerte,
melodías embargan nuestro aliento.

Linda Patricia Candanoza -COLOMBIA-

CARTA 2 A UN AMOR


Escribiré estas letras con tonadas de nostalgia
Y el dolor que embarga mis sentimientos.
Seré breve para no molestar tus sentidos.
Si hoy me toca dar un paso al lado.
Para que continúes la búsqueda de tu felicidad.
Lo haré con el corazón lleno de paz
Y la dulzura que tu alma sembró en mi vida.
Con todo lo aprendido y vivido.
Solo quedara en mí, imborrables recuerdos
con una historia concluida.
Gracias por lo hermoso de tu tiempo compartido.
Por cada una de tus caricias y tu amor. Y tus versos.
Por cada palabra siempre con dulzura.
Solo llévate los recuerdos bellos.
Alimenta tu alma cuando la nostalgia llegue.
Cuando tengas frío, un manto de caricias te cubrirán.
Cuando estés enfermo siempre tendrás mis oraciones.
Si el desamor vuelve por ti. Di le que mi amor fue sincero.
Levanta tus ojos al cielo, dale gracias a DIOS por lo vivido.
Mira las estrellas que ellas me prometieron.
Un faro de amor por siempre es mi regalo de despedida.
Un abrazo de eternidad, un beso en tu corazón…

Nelly R Yasno -Colombia-

VIAJANDO AL ESPACIO


Viajando al espacio
en mi cohete imaginario
procurando encontrar el amor
que en mi vida terrenal
jamás logré descubrir.

He construido este cohete
con noble mineral
de cobre purificado
por la misma naturaleza
para mi sueño imaginario.

Ya volando voy por estrellas,
y luceros por diferentes galaxias
aterrizando en cada uno de ellos
dejando mensajes de mi amor
deseando que algún amor espacial
las logre leer para así unirnos quizás
en este maravilloso mundo sideral
muy cerquita de Dios
en su jardín del edén .

Volando por un universo sin final
procurando a mi amor encontrar
hasta llegar en mi cohete imaginario
a un hermoso jardín celestial
y lograr al fin entregar
todo mi noble amor
a mi amada sideral .

Un bello viaje de ilusión
concretado debo viajar
para encontrar a mi amor soñado
justo al aterrizar en el mundo soñado
por mí muy cerquita de Dios
en su bendito jardín .

Claudio Kruger Ahues -Chile-

JARDINES FLOREADOS


Dados sueños duraderos
pon la cabeza en la almohada,
cada vez son más sinceros
cual si fuesen cuento de hada.

Durante la larga noche
visibles se ven estrellas,
te imaginas sin derroche
la existencia de doncellas.

Van transitando sensores
impregnados de emociones,
pronto brotarán amores
amenizados por canciones.

Ved los jardines floreados
por la senda del romance,
durante días soleados
se percibe así el avance.

El tiempo da sentimientos
en entorno placentero,
se forjarán los cimientos
como llamas de lucero.

La ilusión está en las venas
donde el alma amerita,
se olvidarán las penas
cuando el corazón palpita.

José Rafael Orozco Torres -Costa Rica-

RESCOLDO DE AMOR


Algún rescoldo aún en llamas
cientos de cenizas sobre la arena
la marea amenaza con borrarlas
estampa de un aquelarre.

Aún sobre la orilla
una pareja reliada entre mantas
despeinados, semidesnudos
pasión desenfrenada en una noche
de San Juan.

La magia cubra la mar
tal vez alguna resaca de más
entre graznidos de gaviotas
melodías de olas de la mar.

Luces del amanecer
acurrúcate entre mis brazos mujer
que la alquimia de San Juan
nada es comparado con tu querer.

Entre besos los amantes
marchan buscando intimidad
sus pies desnudos y fríos
en su interior, roja pasión de amor.

Francisco Javier Díaz Aguilera

PIÉNSAME


Piénsame amor como yo te pienso
Ámame como cada mañana ama al sol
Ámame como cada noche ama a la luna
Ámame como el rocío en la mañana
Ámame como las olas al mar
Ámame con tu mirada
Ámame con dulzura
Ámame con cada verso en mi piel
Ámame en la soledad
Ámame en las oscuras tinieblas de la noche
Ámame amor mío
Porque yo solo vivo para ti
Porque tú eres lo más bello de mi vida
Porque tú y yo estamos unidos en un solo corazón
Ámame amor hasta el infinito así como yo te amo
No hay día que no te piense
Vives muy dentro de mí
Un gran y puro amor solo para ti
Sabes que yo te amo cada día más y más

Isabel Quevedo Flores -Perú-

JUNTOS POR SIEMPRE...


Brillamos con luz propia en la oscuridad.
Por fin alcanzamos la eternidad.
Iniciando este día.
Como el mejor de mi vida.

Ahora estás a mi lado.
Hermoso sueño anhelado.
Por fin te estrecho en mis brazos.
Sintiendo tus latidos.

Que palpitan en tu corazón.
Llenos de gozo y emoción.
Me pierdo en tus ojos.
Que a la luz de la luna brillan hermosos.

Atrapado en tu mirada.
Hermosa, tierna y bella.
Me encuentro inmerso.
Viajando en ella por el universo.

Libando de tu boca su cálido encanto.
En un beso apasionado.
Pero nuevamente otro despertar al amanecer.
Viajando en la inmensidad de tu ser.

¡Te Amo!

Efraín Villalobos -México-

BESOS PERDIDOS


He buscado los besos perdidos
en la prisión de los recuerdos, cautivos
de un sentimiento que tú no buscabas
porque el amor te atormentaba,
solo pude abrazar un sueño interrumpido
a la par que el sol me despertaba.

He buscado el vestigio en el camino
de los pasos que tú y yo compartimos
pero la senda se mofa en mi propia cara
cuando oscurece y la noche me llama,
surco el tiempo flotando en el río
sueño el martirio en que te ausentabas.

Que ingrata vigilia, delante de un espejo,
aún sigo buscando, no encuentro esos besos
siento, la nada, llenando un vacío
que encuentro envuelto en mis bolsillos
quizá tus labios, como un caramelo
de tus recuerdos endulzando los míos.

He buscado los besos perdidos
donde buscarlos sigue estando prohibido
mientras mis dedos arañan tu espalda
para robarte inmorales miradas
desacompasadas entre tus gritos
los que me despertaron, cuando dormido
encontré los amores que te soñaba,
encontré los sueños en que te amaba
pero aún vive, el amor, confundido
porque no encontré los besos perdidos.

‎Luis Maria Saiz Laso‎ 

DONACIÓN


Un cuerpo, unas manos, mis ojos abiertos, mi oído y mi boca,
dos grandes pulmones ¡que gritan!, ¡que viven!
un laboratorio con sendos riñones, que limpian mi cuerpo.
Mi corazón late, llora, ama, ríe, siente lo vivido,
mis piernas que corren, y mis pies se mojan en el agua clara.
No me sobra, no me falta, mi alma da gracias, ¡da gracias a Dios!
Tengo el poder de la vida, los dones más ricos. Tengo la salud.
Me asisten la ventaja y la conciencia viva,
de dar a mi hermano, más vida y amor.
Donemos un órgano con esa ilusión, de darle salud y más vida, a un corazón,
seamos valientes, héroes de verdad, salvemos la vida de todos los miles que luchan a diario por vida y salud.
¡¡Gracias por donar!!!
¡¡Gracias por dar vida!!

Hortencia Aguilar Herrera.

CÁSCARAS DE NARANJA


Cáscaras de naranja sobre la mesa del comedor, cuatro colillas de cigarro en el cenicero, un cuaderno liso y todo de un mismo color y un poco de tinta ya reseca en el tintero.

Alguien estuvo aquí mientras dormía, hay restos de algún suspiro, estuvieron escribiendo poesía, dejaron unas hojas de papel hechas bola en el cesto donde yo las tiro.

Reviso cuidadosamente puertas y ventanas, comienzo a temer que el intruso aún esté adentro, busco en el baño, detrás de las cortinas y debajo de las camas, pero todo está en orden, todo parece normal por el momento.

Busco aquellas hojas hechas bola dentro del cesto, comienzo a leer lo que parecen unos versos escritos con mi letra, hablan de sentir tristeza por un dolor ajeno, y al mismo tiempo un poco de alegría, de un amor que parece sincero y bueno, pero que en realidad no deja de ser una loca fantasía.

El texto me parece algo muy familiar, una situación que ya he vivido, quizás sea algo de lo más normal, que si puedo hablar, también puedo escribir dormido.

Miguel Ángel Cavazos.

LUNA TARDÍA


Caricia de luna tardía
que vienes trayendo a mi vida
ese pedacito que le robaste al sol...
me entibias, me meces, me acaricias
y en medio de tu luz
voy percibiendo tu amor...
Suave capullo del cielo,
cálido refugio incandescente
que me acercas desde Dios;
me envuelve abrazando tu rojo deseo,
me aprisiona en tus brazos tu sed de calor...
Dulce rayo de luna
que llegas tardío hasta mi tarde de sol;
te espero, no mueras,
no apagues tu delirio
que aún no estás vencido
y tal vez al alba, el destino
nos quiera encontrar a los dos...

Diosma Patricia Davis -Argentina-

EL VAGÓN


Esa absurda soledad,
el monótono tren,
sonidos en el silencio,
miradas que no ven,
lastre en el vagón de cola,
una historia pasada
que jamás podrá olvidar.

Una vida en la ciudad,
próximo a la estación,
la de fin de trayecto,
apeaderos sin salida
sin retorno ni vuelta atrás,
ni más equipaje que la ficción
de aquella absurda soledad.

Deja atrás los rencores,
a la solitaria sociedad
de la que bebió hasta el hastío,
ingratitud en el alma,
y sanguijuelas en la piel,
desprecios en todos los colores,
y sin siquiera una oportunidad.

La soberbia de esa ciudad,
acabó por ahogarle el alma...

Angel L. Alonso

SOLSTICIO


En esta noche
que se asoman risueñas
las brujas a la puerta
de las cuevas encantadas

Esta noche, el sol un dios de oro
determinando
el curso del tiempo
los deseos bailan alrededor del fuego
suscriben la esperanza
la mar purificadora
nos subraya que somos
un chorro de agua
apenas.

En esta noche
solamente un deseo
rogaré a la luna
con los ojos cerrados
la mano en el corazón
me perderé descalzo
desnudo
en el fulgor de las olas.

PACO MATEOS

HAY ALGO


Hay algo, que me alegra al verte
otro algo, al no estar, me da dolor
Me pregunto, será que es el amor
el que me da, contento al tenerte

Si esto es amor, confundido estoy
pues tristeza, y alegría encuentro
Algo hay confuso, en mi adentro
bueno sería, poder aclararlo hoy

Me confunde, si al verte la alegría
es algo, que simplemente aparece
así el no verte, razón de mi agonía

Misterioso, es todo esto para mí
el gozo y la angustia, en mí crece
bien por tenerte, o por estar sin ti

JUAN REYES MEDINA

EL DIVINO DERECHO A COMER


(Fragmento del artículo de 1916 Nuevos Rumbos)

     Pedimos y queremos, no sólo ocasión para el ejercicio de los grandes y fanfarrones derechos que se conocen con el nombre de libertad de palabra, de reunión, de imprenta, etc., sino también ocasión y ambiente para el ejercicio no interrumpido del grande, del eterno, del divino derecho a comer, base del eterno y divino derecho a vivir. Ahora sabemos demasiado que los tales derechos fanfarrones que declamaron arrogantemente nuestros antepasados, no significan nada, si antes no se ha atendido a lo más apremiante. ¿Qué sacan Pedro, Juan y Antonio con que haya libertades de palabra, de reunión, de imprenta, y demás chirimbolos democráticos, si ellos revientan de hambre o de fatiga, y tienen que salir a venderse diariamente por unos mafafos y unos granos de arroz para sus hijos? ¿qué sacamos los hombres, no embrutecidos y petrificados por la ruin codicia de alimañas en que vivimos, que haya habeas corpus y una regulación y distribución aparatosas de “derechos”, si la realidad nos pone día tras día ante los ojos el cuadro horrendo de Pedro y de Juan consumiendo menos, gastando menos en el banquete humano, que lo que gasta el perro o el caballo de don Pedro o de don Juan?
     Pues si esto es así, convengamos en que hay que ir quitando los ojos del monótono sube y baja de los partidos clásicos y fósiles, para ponerlos en el campo de la vida general y preocuparnos, no de que le falte este o aquel derecho a tal o cual puertorriqueño, sino de que no le falte comida. Lo primero, lo más urgente es que comamos: después vendrá lo otro.
     Ahora la injusticia, la desigualdad y el monopolio no son de casta a casta, de sangre a sangre, de nombre a nombre. Ahora son de barriga a barriga.

Publicado en el blog nemesiorcanales
Compartido por Osvaldo Rivera



HE SALIDO A CAMINAR


He salido a caminar entre mis sueños,
Y mi jardín de nardos,
Y el sol aparece en aquella mañana
Al bello paisaje de los mirlos,
Volando en el aire como una golondrina
En la rama del nido de los árboles
De cielo azul, y de nube blanca
Dibujada de violeta y pintada de margarita.
Mi niña, me besa, en los labios, de Saturno
A la luna, de las estrellas, del arco iris,
Canta el caracol,
Las olas, y las brisas, del mar…

Manuel Ricardo Pizarro de los Santos

ELLA CANTA KARAOKE


Ella canta en karaoke.
Una canción muy hermosa
con música y letra triste
que habla de un viejo amor.

Ella cuando canta
le corren las lágrimas.
Y su voz vibra
junto a su corazón.

Se olvida de este mundo
y viaja al pasado,
cuando un día fue feliz
y que nunca más olvidó.

Ven mi amor
cantemos los dos.
Tú le cantas a él
y yo te canto a ti
aunque me duela el corazón.

PATRICIO ANTONIO

PAPÁ


Yo nací entre tiros y poesía:
tiros de maquis y de ajusticiados,
que sin llegar a mi sus desconsuelos
olían a pólvora y a sangre.

Yo me crié bebiendo leche y odio,
sin padre que me alzara entre sus brazos.
Mis faldones mojados con lágrimas
de unos ojos color de la esperanza,
fueron faldones tristes en paseos y parques
donde mi madre casi nunca hablaba.

Crecí en la casa de mi abuela, Concha
a costa de ella y otros familiares,
y más que nanas escuchaba versos
y la veía escribir pegada a la ventana.
Movía los dedos para contar sílabas,
 y después de contadas las plasmaba.

Ella no hacía libros,
publicaba en la prensa
algunos versos que mandaba.
Pasados muchos años de su muerte,
aún la recordaban en el barrio.

Después,
siempre después, nos enseñaron
que nuestra pobreza no había sido de casta,
ni heredada por la genealogía.
Que era de clase bien, decía la abuela,
porque mi madre lloraba y se callaba.

Yo era feliz, tenía una pandilla de primeros amores.
Quizá yo diera allí el primer beso
con juegos de las prendas amainadas.
Y después me casé y tuve hijos,
y se casaron todos y hasta entonces
no eché de menos, nada,
apenas nada.

Hasta ver a mis hijos y a mis yernos
jugar con sus pequeños y escuchar
en voces infantiles llamarles papaíto.
Correr cuando venían y abrazarlos.
Y a ellos,
llevarlos a la cama subidos a su espalda
simulando un caballo
que a veces relinchaba.

Y rezar a su lado Jesusito
o contarles un cuento
mientras los ojos, se cerraban solos,
con sonrisas dormidas y atrapadas.
Los padres, les subían el embozo,
los besaban.
Entonces me di cuenta
de la orfandad cruel que había tenido
mientras viví la infancia.
A mi no me subieron jamás a caballito,
ni busqué caramelos ocultos en bolsillos,
ni lo peiné enredándole su pelo,
ni me pinchó su barba.
Pero el mayor dolor fue la carencia
de la bella palabra.
Yo nunca dije papá ni papaíto.
Tuve que ser abuela
para saber que me faltaba
esa palabra.

Carmen Silva -España-
Publicado en la revista Oriflama 30

LA MUJER FATAL


DESPLANTE

Ella lanzó a la rival ventana abajo, alcanzando a escupirle los diamantes.

ESCOBA MÁGICA

Ella al agitar su cabellera levantó el polvo.

ESLABONES

Ella, antes de alojarlo en su panteón, le ordenó matar al esposo.

FUEGO

Ella, al aproximarse, avivó la llama de cada cigarrillo.

Del libro Hipermicrotexturas de FRANCISCO GARZÓN CÉSPEDES

CANDADOS DEL PUENTE


Hay un puente, solaz del paseante y mirador de enamorados, que se apoya en Sevilla pero es de Triana. En su baranda, como eslabones silenciosos, mil heraldos prisioneros símbolos del palpitar de unos corazones que latieron al unísono. Son los candados, las promesas de eternidad que un día colgaron amantes como sortilegio para que su amor fuese perenne.
Hoy en el puente se oyen lamentos metálicos. Arrancan los candados. A cada golpe de martillo enfurecido, tiemblan los barrotes del pretil. Hiere el frío cortafrío y el disco de esmeril obcecado en su girar mordiente, hiere. Hieren porque separan.
Chirrían los candados acostumbrados a otros requiebros y cruje y gime el puente todo.
¡Cuántas historias de amor siega el cincel impío.
Obreros laboriosos, sobre un carrillo de mano, arrojan indolentes los despojos. Despojos de cortejos galantes, afectos, ternura, pasión y amores encendidos.
Ruido disonante de sueños, hoy rotos, que ayer querían ser inmarcesibles.
"Hay que quitarlos porque afean", dicen unos que son los que mandan.
¿Podrá algún día el amor a la estética?
El chatarrero, ignorante, compró mil historias de amor. Al peso.

Pepe Bravo (Sevilla)
Publicado en la revista Aldaba 33

REGINA Y EL ONIRONAUTA



mientras yo sigo el agua que llevas y me lleva:
la noche, el mundo, el viento devanan su destino,
y ya no soy sin ti sino tu sueño.
PABLO NERUDA

No esperaba verla correr hacia mí con la desesperación de una hiena que desuella a su presa y que me arrancara la ropa, o que entre risas y gemidos mordisqueara mis carnes conforme quedaban a merced de sus colmillos crecidos como los pezones que se abrirían paso entre la licra para asomar la nariz enrojecida. No, en realidad no esperaba una recepción semejante… ¿o sí?... ahora que lo pensaba,
«tal vez sí»; y con ello puede que me arrimara ―con el andar vacilante de la grieta que corre por el muro―, con mayor precisión a la expectativa troquelada por la obsesión y el deseo al rojo vívido de sus labios. Después de todo, ayer, y luego de soñar con ella mil noches antes, estaba ahí, conmigo, y el ayer devoró el hoy y el mañana y todos los mañanas que no orbitaran alrededor de ese instante en que sorbí por vez primera esa mirada de pupilas dispuestas a dejarme penetrarla. Y entonces vino
aquel beso sofocante de lenguas desdobladas que ensaliva las orejas y las ventanas para que un sol nonato entibiara las caricias que se ensayan entre los pechos, las ingles, las nalgas, y en un suspiro, solo la piel tendida que transpira los conjuros por los que dio a luz la luz. Luego, beber de ella y por ella y por el dios de los manantiales donde se bautiza el hereje y se desenmascara al demonio que trueca piel por manzanas. Me hundí en sus caldos e icé los pulmones para que el soplo de su aliento me llevara al albor del alba, de los ojos, del vaciamiento y del vientre, del juicio, y ella, con su sonrisa de dientes resueltos me despidiera poco más tarde.
No, no esperaba que corriera hacia mí o mejor dicho, en realidad no sé bien qué esperaba cuando la topé como cada mañana en el metro, quizá todo menos la indiferencia de siempre… como si ignorara que al fin había soñado que estuvimos juntos.

José GUTIÉRREZ-LLAMA -México-
Publicado en la revista Sentido figurado

SENTÍ


Sentí algo:

he sido atropellada
por un recuerdo

allí.

Del libro Ardua de ROLANDO REVAGLIATTI -Argentina-

OSARIO EN LUZ


No existe sitio como un cementerio británico
para calzar la sombra de lo innominado
para meditar bajo el viento que flecha a los cipreses
bajo la paz que verdea entre las hileras de losas
los arbustos los maxilares los gatos

En el silencio que respira el cementerio británico
no se persigue no se pregunta
sólo se aguarda con paciencia
con la perseverancia de un iluminado
a que el misterio en el ramaje convoque a alguna pista
algún presagio de lo que vive
detrás de los fulgores del alba y la conciencia.

No existe mejor sitio que un cementerio británico
para internarse a la espesura de lo tan claro
de lo que se evidencia en la más tranquila oscuridad
que habita en el alma del hueso y del relámpago.

ULISES PANIAGUA -México-
Publicado en la revista Añil 142

OCURRE EN EL MEDIO DE LA NOCHE


Mi padre quedó atrás
tan pequeña la veo a mi madre en la distancia
que en todo caso soy yo quien debería alzarla
volver por ella a sus brazos infantes
consolarla de algo si pudiera
pero hace tanto que he partido hoy

los días suceden  
se suceden
y cuanto más me acerco al medio de la noche
la noche sale al paso
me sorprende cada vez en una ciudad extraña

en cada una de esas ciudades
nunca he tenido padre
nunca he tenido madre
nunca he tenido hermanas ni hermanos

justo en el medio de la noche
vienen a saludarme pobladores de los suburbios
abren los ojos en la tierra  
llevan y traen de lo desconocido
con recelo murmuran  
dicen
otra huérfana
preguntan  
no se entiende qué escribe la memoria

entonces ponen los ojos en el cielo
y me dedican un silencio póstumo.
 
Del libro “Los panes y los peces” de Raquel Jaduszliwer -Argentina-
Compartido por Rolando Revagliatti

EL ABRAZO DE VERGARA Y LA CULTURA EN EL PARLAMENTO ESPAÑOL


Sorprendió el ministro de Cultura de un gobierno por vocación inculto. Entregado a la lectura de Thomas Mann y Hana Arendt en el hemiciclo para zafarse del soponcio.

Al socaire de  sombras chinescas con cultura de fondo la Moción de Censura de Pablo Iglesias el de Podemos, no el Pablo Iglesias de profesión tipógrafo. Aquel, cuya voz escuchaba con inocencia  e interés Antonio Machado niño: “La voz de Pablo Iglesias tenía para mí el timbre inconfundible —e indefinible— de la verdad humana”. Cuando paseaba por el Retiro  de la mano de su padre.  Seguro que el abuelo de Pablo el de Podemos, también sentiría parecida emoción escuchando a su maestro del socialismo español.  Lo que me sospecho es que el nieto no conoce y no practica la frase de Thomas Mann: “Cada ser humano razonable debería ser un socialista moderado”.

Lo de recordar a Thomas Mann se debe a la presencia en el parlamento del ministro de Cultura del PP de “Por lo tanto, y el atrevimiento de entregarse a la lectura durante el largo y soporífero  debate,  del autor de La montaña mágica y Los Bruddenbrook (traducción exquisita al español de Isabel García Adánez), cogido del brazo de Hanna Arend.

Y me pregunto: ¿Pedantería calculada o distanciamiento de la plebe familiar? Considerando necesario recordarle a tan exquisito lector aquello de la muy amada Arendt: “La cultura de masas aparece cuando la sociedad de masas se apropia de los objetos culturales, entonces el peligro estriba en que el proceso social esos objetos resultarán literalmente devorados, consumidos y destruidos”. Luego si es amante de la buena cultura de la palabra escrita, me permito advertirle que la tribu a la que presta sus servició, está compuesta por una madeja de incultura vocacional efervescente, cercana a la quema de libros en la Plaza de la Ópera en Berlín el 10 de mayo de 1933.

Lo cierto es que nombres de autores de resonancia se colaron en el hemiciclo por parte de otros portavoces políticos. Iglesias el de Podemos, al parecer es un buen lector, aunque me temo que no ha leído el aforismo de Gracián “lo bueno, si breve, …" me emocionó recordando al inolvidable Vázquez Montalbán, mejor escritor de calidad que estalinista político. Sorpresivo el espontáneo Rivera de Ciudadanos mencionando al prodigioso D. Manuel Azaña. Y me pregunto si es fruto de ser lector serio y de calidad o bien se debe a influencias de José María Aznar, que por aquellos años de mandato hablaba catalán en familia,  y pregonaba a los cuatro vientos ser un fervoroso lector de Azaña, del poeta sevillano Luis Cernuda y del nostálgico Max  Aub. Tres plumas de respeto y admiración.

Paralelamente tenemos al nuevo PSOE de Sánchez sorprendido con el abrazo de Podemos, que me trae a la mente el histórico Abrazo de Vergara que se firmó en Oñate (Guipúzcoa el 31 de agosto de 1839 entre el general isabelino Espartero y trece representantes del general carlista Maroto que dio paz estrechada entre ambos generales. ¿Podrá la nueva ejecutiva socialista confiar en dicho envite?

Un ejemplo histórico que también tiene su cultura política: significó a Largo Caballero la traición del joven Santiago Carrillo como secretario de las Juventudes socialistas. Más de ochenta años se ha pasado el Partido Comunista de España intentando, por orden de Stalin, devorar al PSOE, sin conseguirlo. Hoy los comunistas, lamentablemente, han sido ingeridos por Podemos. Incógnita y paradoja, la posibilidad de embucharse igualmente al PSOE de Sánchez con el ardid de abrazo hermano. Remedo de “Dos pasos atrás, uno adelante” del camarada Lenin

Y como final, mi felicitación a Irene Montero, lástima que no haya leído a Gracián en aquello de “Lo bueno, si es breve, dos veces bueno". Corría el año 1647 del Siglo de Oro, cuando Baltasar Gracián publicó su no menos conocida obra literaria “Oráculo manual y arte de prudencia”. Prodigio que nunca leyeron políticos como Castro y Chávez. Y recuerdo con que pasión defendía Carlos Marx La comedia humana de Balzac. De igual manera, aunque con frialdad calculada, lo que significó para Lenin y su proyecto revolucionario la lectura de Anna  Karenina, la más emocional novela de amor de la historia. Y no olvidemos del marxista húngaro Georg Lukács (1885/04/13 - 1971/06/04), su magnífico ensayo sobre La montaña mágica de Thomas Mann. Y quede claro que no soy machista.

Francisco Vélez Nieto
Publicado en  MUNDIARIO.

CASANOVA


"Morimos en el sitio que le he prestado al aire para que estés fuera de mí, y en el lugar en que el aire se acaba cuando te echo mi piel encima y nos conocemos en nosotros". 
JAIME SABINES

Respira
novia, respira el aire que te libro
para que estés fuera de mi
hemos sido lo eterno, lo divino
una estrella , un cometa , cercano y esquivo
y ahora tengo que partir
para ti fui el amor primero
y yo , envejecido deberé adorarte desde lejos
hasta mi fin

En tus ojos  me reflejaste
y vi tus manos anhelarme como yo a ti
hermosura angelical bajo tu velo
con que amorosa entrega te brindaste
cuando el abrigo de Eros te tendí.
Venus niña , te llamaré amada desde ahora y siempre
asi nos conocimos y nos perderemos
uno de otro
sin que la voluntad pueda de oficio otra cosa pedir.

Hoy duermes mientras esta esquela escribo:
Niña, no he sido un príncipe de cuentos
tan solo un Casanova suelto por ahí
un rufían que corren con la escoba
y aunque fui siempre de mil mujeres
y de ninguna de ellas fui
esta vez
y a escondidas del mundo y las amantes
por tí mis lágrimas en la oscuridad vertí.
No me retengas
no tiene sentido
Lozana tú  y yo, decrépita alma,
un sol  raído que toca a fin
,    ¡ no llores por mi!
y si no obstante , una lágrima tuya cae
y se incendia tu cuerpo pensando en mi
que me flagelen los látigos del cielo
que espinas se claven en mi porvenir
que hambriento yo vague por el abismo
porque no puedo ser el hombre que amaste,no,
solo fui un espejismo,olvídame
ingrato lobo soy de la  estepa
y no puedo habitar tu jardín .
LLevo condena de arrepentido
amándote por toda la eternidad hasta el fin.

MARISA ARAGÓN WILLNER 
Publicado en Centro Cultural San Francisco Solano

FRASE


Mucho me falta para ser un verdadero padre de la patria, me contentaría con ser un buen hijo de ella.

MANUEL BELGRANO
Publicado en el blog deliteraturayalgomas

MAPAS


Consultaba los mapas
con un bosque lluvioso en la retina
y dejaba su huella en las contraventanas.

Si fallaban las brújulas,
si en un ardor de cal le cegaba la luz,
ella asumía el riesgo de quedarse atrapada
en una ciudad ajena.

Del libro Épica de raíles de VERÓNICA ARANDA                                        
PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA MIGUEL HERNÁNDEZ 2016
Publicado en Luz Cultural

UN MUNDO ENTRE LAS MANOS


Todo empezó así
tus labios en mis labios
haciendo posibles las caricias,
el presente, el futuro…

Nos contamos los secretos
y encontramos nuestro bosque de luna
entre millones de estrellas,
nos sorprendió la belleza del tiempo
en toda su plenitud.

Late inmenso mi corazón
cuando pronuncio tu nombre.

Yo te amo.

MÓNICA LÓPEZ BORDÓN -Alcalá de Henares-
Publicado en Luz Cultural

HISTORIA


Estudiando la historia,
fechas, batallas, cartas escritas en la piedra,
frases célebres, próceres oliendo a santidad,
sólo percibo oscuras manos
esclavas, metalúrgicas, mineras, tejedoras,
creando el resplandor, la aventura del mundo,
se murieron y aún les crecieron las uñas.

Juan Gelman -Argentina-
Publicado en Estación Quilmes

MAGDALENA O EL AMOR VICTORIOSO


compañera

ya no me duele el día

mujer

contigo nace
mi voz
la rama intensa
el viento
de tu nombre

todo cae
sobre mí

el cielo
el sur
tu noche de dos alas

tu eternidad

el fuego
de esa guitarra
que ayer
temblaba
sola

Del libro "HABLAR CLARO" de RODOLFO ALONSO -Argentina-
Publicado en Poesía del mondongo

DESCUBRIMIENTOS CIENTÍFICOS QUE SE PERDIERON EN LA HISTORIA


El aporte más importante del Doctor Frankestein, además de su logro en la reanimación de material
orgánico muerto después de más de veinticuatro horas, fue el de eliminar el rechazo entre órganos de donantes cadavéricos distintos. Resultó una pena que los ignorantes y miedosos habitantes de la villa de Darmstadt quemasen el castillo. Los documentos del doctor, invalorables, se perdieron en aquel incendio. Idiotas.

Daniel Frini (Argentina)
Publicado en la revista digital Minatura 155

MUTISMO


Con lentos pasos de agua
me interno
en la boca
oxidada del silencio.
Disperso en su concavidad
como follaje mutilado,
también
soy
silencio.

Del libro Hallazgo tardío de SERGIO BARTÉS -Argentina-
Publicado en Editorial Alebrijes

FERNANDO DE MAGALLANES


Fernando de Magallanes fue el primer hombre que unió
el océano Atlántico con el Pacífico
y el primero en circunnavegar el planeta tierra.
Fue también el hombre-dragón
el hombre-serpiente que conectó principio y fin
con la cabeza y la cola de sus naves.
Al mito de la serpiente que engulle su propia cola
en forma de círculo se lo conoce como Uróboro.
Es el símbolo de la renovación continua de la vida
y de la naturaleza cíclica de las cosas.
A medida que la expedición de Magallanes avanzaba
se fue tragando a sí misma.
En los jeroglíficos del sarcófago de la pirámide
del faraón Unis, 2300 años A.C se pudo leer
que una serpiente iba a ser entrelazada por otra,
el macho serpiente es mordido por la serpiente hembra,
la hembra es mordida por el macho.
El cielo está encantado, la tierra está encantada.
Magallanes pierde su vida en una isla
mordido en la pierna con una flecha venenosa
lanzada por la tribu cebuana de Filipinas,
a quienes querían evangelizar.
También le dieron en el brazo
con una lanza de bambú,
mientras pataleaba en el mar.
La serpiente muda de piel
y con Elcano al frente termina la expedición,
se cierra el círculo en la bahía de San Lúcar
lugar donde había empezado todo.
Una serpiente de más de 69.813 kilómetros
que da vuelta al mundo.
Según el mito nórdico
el Uróboro es la Serpiente de Midgard,
un ser perverso que Odín tuvo que tirar al mar,
creció tanto que mordiéndose la cola
podía abrazar toda la tierra.

JONATAN SANTOS -Argentina-
Publicado en Gaceta Virtual 125


RELOJ DE SOL


Por la tarde el susto detiene los vaivenes de mis pechos: pronto la tierra tendrá el olor de remolachas cuervos acribillados caerán desde el cielo.
La ropa mohosa debe ser recogida. Tú tienes que volver atrás para besarme, para freír un pescado.
Yo jalo una camisa sobre mi cabeza.
Los caminos están sembrando esas áreas donde los árboles han caído,
trazo a los alces que se esparcen sobre el cofre
disparo con tiros de arándanos rojos
sobre la mesa, Te gustaría juntar mis mitades
Charcos afilados en el patio para saludar a los que vendrán.
La primera noche brillante te trae sobre mi piel que se ha rendido,
de mi cabello sacas botellas de brandy, coletas de la esperanza, tomas abajo
un cumpleaños y esa edad que debe empezar de nuevo.
Duermes dándome la espalda,
una piedra caliente resplandece en una caja, y la deshecho.

Katariina Vuorinen -Finlandia- Traducción de Mohsen Emadi y Arturo Loera
Publicado en Periódico de poesía 98



TO BE OR NOT TO BE


Yo quise ser un rojo violín desorbitado
un ex abrupto eterno,
un jardín de magnolias o una tromba,
y sólo soy ahora profesor de nostalgias,
edecán del otoño pesaroso.

Yo quise ser el mar,
o tal vez quise ser lo que no quise,
un triángulo isósceles o un trueno,
o una momia egipcia
con su paz infinita, imperturbable.

Eso quise tal vez en mi constancia,
en mi apuro, en mi afán, en mi zozobra,
quise ser el revés, la mano izquierda,
el costado de mí, mi renegado,
y sólo soy mi tú, mi pobre mí,
un pronombre ya exhausto,
un posesivo huérfano, un despojado mí.

Eso quise tal vez,
y sólo soy ahora mi vecino,
apenas mi perfil, mi suroeste,
mi terco lateral:
estoy en la adyacencia limítrofe de mí,
y siento desazón, me extraño mucho.

Máximo Simpson (In memoriam)
Publicado en el blog elescribidor

ALLÁ DONDE LA CULMINACIÓN ES EL CADÁVER


Allá donde la culminación es el cadáver
que se carcome a sí mismo con lenguas alternas.
Es allí a donde irás lector a declarar el instintivo idioma
antes que se avecine el bárbaro
y te descarte de la resurrección.
Ahora en el lugar que te encuentres
emerge de  la página
que te atormentará cuando seas el cadáver onírico
que siempre han esperado las venerables ánimas de la danza.

Entrarás en los dialectos del espectro desnudo,
en voces que parpadean en el fuego.

Melisa Nungaray -México-
Publicado en La Náusea

PARA MARIANA


Mariana no lo sabe,
pero huele a mar.

Atardecía en soledad...
dejó caer palabras y silencios
en su orilla,
tristezas tal vez
que ahora son olas.

Aunque ella no lo sepa
su voz es de mar.

Y cuando Mariana mira
su mirada es de sal,
pero no de la que hace llorar.

Mirada que brilla,
por dentro
y por fuera,
y tiene tanto que dar...

Y si alguna vez esa sal escuece
o entristece...
llevar a Mariana a su mar...

Del libro: Dis-tinta de Julia Moreno
Publicado en Acantilados de papel

AHORA QUE CRONOS


ahora que Cronos
detiene relojes

ahora que impávidas
mueren las horas
y el tiempo es herrumbre

es tarde

muy tarde
para encontrarte
detrás de tu mueca

Viviana Álvarez
Publicado en Pensamiento poético

CAMINAR


El arte de caminar
sólo,
por las calles,
en un mundo
lleno de hendiduras
e incertidumbres,
es a veces,
como poseer
el sueño
más bello del mundo
y convertirlo en
el desbordado mirar
de los presagios
de la intemperie.

GUILLERMO JIMÉNEZ FERNÁNDEZ -Mérida-

EL GRAN DÍA


Hoy es el Gran Día. Mis papás han venido más temprano que de costumbre. Papi me sonríe, aunque su alegría no es la misma que la de otras veces: debe ser la emoción. Mami no me dice nada: sólo me mira; mucho, demasiado. Me pone nervioso. ¿Mami parece que está a punto de llorar? No puede ser: hoy es un día para disfrutar y estar muy contentos.

Esta mañana, por fin, me sacan de este extraño hospital donde he estado encerrado los dos últimos años, sin tener contacto con mis amigos del colegio. No me han tratado mal,  pero no me dejaban salir a la calle a jugar, ni tener mis juguetes dentro de este cuarto tan pequeño y feo en el que me han metido todo ese tiempo. Las enfermeras y esos médicos tan raros me han tratado con mucha consideración, pero no han sido nada amables y no me han consentido el más mínimo capricho. No entiendo por qué: no he hecho nada malo, sólo estoy enfermo.

Mi papá me dice algo. No lo he oído. Yo estaba despistado, observando a los extraños que han venido con mis padres. ¿Quienes son? Nunca antes los había visto. Ninguno de ellos sonríe, ni tan siquiera me saludan o me hacen señas amistosas. Me caen antipáticos. No sé porqué papá y mamá han venido con ellos.

Mi mamá me habla y me pide que me vista, que vamos a salir de mi habitación. ¡Por fin abandonaré este lugar tan feo y desagradable! Me pongo rápidamente un traje que me han traído los extraños. Es de color gris oscuro, y no tiene bolsillos. No me gusta nada. ¿Por qué no puedo ponerme la ropa que siempre me ha divertido?

Quiero mis vaqueros rotos y mi camiseta de Donald. Cuando llegue a casa me los pondré y tiraré este horrible traje a la basura, aunque seguramente mi mamá me regañará y llorará un rato, pero seré inflexible: o la ropa de Donald o no me pongo nada.

Ya estoy vestido. ¡Cómo me desagradan estas ropas tan desagradables! Salimos en silencio al pasillo. Yo quiero chillar de alegría, hago un gesto a mi papá para que grite conmigo, pero él hace otro con la mano y me dice que guarde silencio. Debe ser para que no despierte a los demás enfermos. ¡Quiero irme ya!

El pasillo se hace muy largo porque andamos muy despacio. Mi mamá ha quedado detrás de nosotros. La oigo sollozar: debe ser de alegría. Como bien dice mi papá: las mujeres sólo saben llorar. Yo soy un hombre: ya sé atarme los cordones de los zapatos, nunca derramaré una lágrima, ni siquiera de alegría.

Se termina el pasillo. Mis padres se despiden de mí. Mi mamá llora mucho ahora, pero mi papá me dice que estarán fuera, esperándome en el coche; que antes tengo que pasar la última revisión. Ellos se quedan atrás y yo sigo caminando con el grupo de hombres serios que me agarran de los brazos. Una puerta enorme se abre y entramos en una gran sala. Es más grande que mi habitación de estos dos años, pero tampoco me gusta. Es blanca y limpia, con una cama de hospital en el centro y con un enorme espejo, que está colocado de forma horizontal a lo largo de la pared del fondo. Quiero acercarme a esos curiosos cristales que sólo reflejan nuestras figuras, pero uno de los raros médicos me agarra fuertemente. Me hace daño, y me impide avanzar. ¿Por qué no me dejan ya en paz? Estoy curado, eso han dicho mis papás.

Ahora otro de los hombres me ordena que me tumbe en la cama. Una vez que lo hago, me atan. Me explican que tienen inyectarme un último medicamento para curarme del todo y que, después, ya podré irme a mi casa con mis padres, con mi perrito Nenuk, con mis amigos… Asiento con la cabeza. No me quejaré de dolor, y mis padres estarán orgullosos cuando les cuente que no pestañeé siquiera cuando me pincharon.

Se acerca un señor con una jeringuilla en la mano. No sonríe. Simplemente me mira, toma mi pulso y mi temperatura. Debe ser un buen médico porque todo el mundo lo trata con mucho respeto. Me introduce un tubito en una vena del brazo. Me ha hecho daño, pero lo he disimulado.

Ahora acerca la jeringa al tubo. El médico sigue serio, sin decir nada de nada. ¡Que antipático que es! Pero no me importa: pronto estaré en la calle y no tendré que ver más a toda esta gente. Empieza a meter el líquido de la jeringa en el tubo. Ya lo siento entrar en mi brazo. Todos se apartan ahora.

Pronto estaré con mis papás, con mi perro Nenuk y con mis amigos. Jugaré en el parque, con mi camisa de Donald manchada de chocolate y restos de salchichas… Tengo sueño, mucho sueño, se me nubla la vista… quizá será mejor que duerma un poquito, sólo un poquito, antes de salir fuera, con mis papás… quizá un sueño me venga bien para… descansar… sí… un sueño… un pequeño…

—Ha muerto —El médico-ejecutor-verdugo se quita el endoscopio de los oídos y firma un documento que le presenta uno de los presentes.

—La sentencia se ha cumplido —murmura casi con vergüenza uno de los testigos.

Sobre la mesa, aún sonriente, el cadáver de John, enfermo del síndrome de Down y condenado a muerte por el crimen de un adolescente hace dos años, comienza a enfriarse.

Francisco José Segovia Ramos -Granada-
Publicado en periodicoirreverentes

viernes, 23 de junio de 2017

ERES LA LLAMA


Eres la llama
del eterno amor
hermosa amazona
linda infante del amor,
En mi corazón
destilas caricias
en piel suave...
Vida íntima que despertar.
Luz de mi corazón
sueño amado
mujer fiel
amarte es el paraíso...
besarte sacia la razón.
Fuego que anida en el pecho,
tú que habitas en mí
bella luz lindo candor
amada peregrina del desierto,
Ven de sol en luna de pasión
desnuda el tiempo para mí
amándonos hoy
y de tu mar saciar el vivir,
eres la llama eterna que sentir.

José Nieto -México-

PALABRANDO, UN ESPACIO POÉTICO ARREBATADO


Sale el trapecista,/ el público  comienza a respirar por los intestinos. ¡¡Y ahora  el doble salto austral, con los ojos vendados/y las manos en los bolsillos, silbando!!

Emilio González Martínez, nacido en Buenos Aires en 1945 y exiliado en España desde 1977, es psicólogo, psicoanalista y poeta. Pertenece a la Asociación Escritores de Rivas y a la Asociación Cultural Letras Vivas. Su obra publicada es de un respetuoso interés por  sus propios valores. La poesía que es lo mío, en cosas de la mente u otras circunstancias bien que me pierdo. Pero su poesía atrapa por el juego de su contenido y la palabra: es decir, sentir poético de la escritura del verso alimentado por la hondura del crecimiento de  lo vivido.
“Recuento antiguas hojas de vida,
 caídas como primaveras de silencio.
 Recuerdo esta misma hoja
cayendo ahora torpemente,
renglón a renglón”.

Toda una sucesión de pasajes Le van tallando y componiendo su propia existencia suspendida de recuerdos. Si no se cuenta con la sencilla palabra vestida de nostalgia no es fácil crear vida poética situando la razón de ser en lo físico de la evolución de sus propias circunstancias, aquellas que lo hacen así mismo. Y bien  podemos decir lo obligan a tomar partido ante el sinvivir de la propia existencia

“Si algo hay que gritar seré del Sur
frente al norte del lamento monetario
 y la técnica perfecta ( para sonreír.”

El poeta se analiza así mismo desde  la distancia existente entre el transcurrir de su vida recorriendo el tiempo pasado

“No hay en tu memoria / ni un crujido / de nostalgia”,  que apoyado en su rico lenguaje nos va mostrando las huellas con los crujidos propios del tiempo almacenado que remerge. Y todo el inquieto transcurrir de su memoria, alimentadora de nostalgia imperecedera.

“ Casi detrás del tiempo,
donde el agua enjuaga sus miserias cotidianas
 volvimos a encender los eslabones,
las pesadas cadenas de la libertad,
los artilugios del quebranto
y nadie quedó a la espera,
nadie volvió de la esperanza”.

La soledad de lo vivido atenaza el inquieto transcurrir de su golpeadora reminiscencia inquieta, jamás volverá la calma, sería un autoengaño que su propia uniformada mente se negaría al autoengaño

“Desafinado el corazón,
un sopor angelical
acolcha las paredes del cerebro.
 Lo que deseo es que me hablen,
lo que no soporto es que me hablen
y cuando se me caiga la cara, qué”.

Situaciones que las circunstancias involuntariamente han experimentado en el sendero de su estar presente. Imposible escapar de lo vivido, incluida la pasión amorosa, toda una propiedad difícil de trasladar al olvido, pues su golpear es insistente e insobornable.

“Sonaron los timbales atroces,
los vibrantes clarines del circo
 y el trapecista vino a soñar
ser un trapecio
enfundado en malla de luces
 de la cabeza a los pies,
ciego a la pista
y a los leones feroces de tristeza.”

El poeta muestra el desencanto propio de su tristeza acumulada, sin venero de limpia transparencia con la que calmar la sed de lo interpretado, ya sin esperanza, quejumbrosa andadura sobre un camino sin trocha por  la que poder apartarse.  Sin destino a otras esferas.

“Las miradas del recuerdo
se hacen de noche palabras,
se hacen ruiseñores ciegos
 en las costuras del verbo.

Hay un punto que nos mira
inconcluso en su decir,
una mirada canalla,
punto de mira febril.
En la trama del otoño
vengo a la pesca de escorias.
 vengo por sueños dormidos,
hojas de carne y papel.”

Francisco Vélez Nieto
Publicado en MUNDIARIO.

ETERNIDAD NO HAY PARA LOS VIVOS


Eternidad no hay para los vivos
Ni perdón para todos los pecados
Te deberás pasar del otro lado
Por premio o por castigo.
Prometerás vivir de tal manera,
Harás completamente lo contrario,
Creerás que engañaste al calendario
Y al dios que tú prefieras.
Pero lo que hay después nadie lo sabe
Acaso el paraíso, acaso el Hades
Solo te importarán tales verdades
Cuando parta tu nave...

José María Cano

CAMBIOS DE VIENTOS...


Aires dulces, surcan por caminos en curvas,
adonde voy sigo el olfato de mis respiros,
a esos dulces que se apegan,
entre vibras nuevas, relucientes y alegres,
danza mi corazón al palpito fulgoroso
del correr de la sangre por mis venas,
que mi cuerpo expresa en descubrir
al nuevo sentir que viene como frescas
vitaminas al son del amor...

Música entonan mis vocales en la mente,
a las ansias que nacen alrededor mío,
pisando hojas caídas por el camino,
amarillas, marrones que hacen tono
a colores que se dibujan de encantos,
en mis campos que resplandece
de sonrisas, cantos y saltos,
que las mariposas provocan dentro mío...

Cielo azul infinito, luce perfecto
este paisaje que me lleva a dibujar,
mis deleites de la vida que voy diseñando,
a fogosos estremeseres dentro mío,
extensos cuadros van naciendo,
a las nuevas expectativas,
que fluyen como ríos llenos de amor...

Mirta Sapper -Paraguay.

SUEÑO MÍO


Eres tan hermoso e incierto, hombre de caminos largos, tan distante, tan de fuego. Siempre improvisando nidos de espuma, enamorando a la casualidad y esperando robar besos a los instantes que se entregan a ti.
Amarte, es elevarse llena de anhelos y estampar en el hastío las ganas de quedarse. O entregarte esto que soy para tu eternidad y la mía.
Recorrer punto arriba e incierto, como el río y su desembocadura, buscando en sus orillas las letras pérdidas de tu nombre, ésas que se aman sin esperar motivos, beberme estás ganas de ti y descubrirte palmo a palmo siendo mío, no por compromisos de satisfacción, sino porque decidimos desde otras vidas pertenecernos.
Es hermoso esto de amanecer cobijada con tu piel desnuda y morir en tu primera sonrisa que diluye mi voluntad. Caminar asida de tu mano, libre de temores y prejuicios, amarte, tan solo amarte, sin esperar la estación precisa, primavera viéndote en tus perfectos andares, quizá otoño feliz de perder mis hojas en cada entrega vivida de tu cuerpo.
Me hiere tu beso, me eleva y me estrella contra el deseo, éste de tocarte, mientras cierras puños y ojos y me sientes. Es hermoso, humedecer mi beso y liberar mis manos, alas prodigiosas en tu piel, olvidando tiempos y espacio, afanes de promesas muertas, historias sobre historias de ayer que ya murieron y beber de ti que salpicas el silencio con tu palabra. Pasará está vida como todas, entonces tú y yo, seremos un milagro.

Eres tan hermoso y tan cierto en está promesa que es nuestra, abrazar en el silencio tus te amo y tus ansias de mi, hombre de caminos largos y querencias cortas.

Diana Portillo

CORRE, CORRE EN MI MEMORIA


Corre,corre en mi memoria
La historia.
Mal recuerdo que se queda
Enreda.
Y me lía fríamente
Mi mente.
Y si pienso claramente
el sentido de mi vida
creo que es una gran herida.
La historia enreda mi mente.

JUANITO ÁLVAREZ

LIBERTAD PARA AMARTE, CADA DÍA MÁS


Se desprenden del silencio
miradas entre tú y yo,
se crea un sentimiento
tan libre como el viento.

Desborda entre la luz tenue
magia, sólo la verdad,
escucho el ritmo que frágil pasa
dulces notas suaves tocan
te sientes conquistar.

Dibujo entre la sombra
tu silueta, imagen divina
llena de bondad,
nuestras miradas arrancan
en esta sinfonía
de pasión, de gozo
intangible serenidad.

Me siento libre, te siento ausente
invade la nostalgia
cuando te veo marchar,
te siento mío y a la vez tan lejos
invencible como el tiempo
que rosa entre la nada
implorando tu llegada.

Arranco desde el fondo de mi alma
este firme sentimiento,
para amarte con la fuerza
de un amor callado
libre como el viento,
amarte como te amo cada día más.

Jeanette Chávez -México-

NACER Y MORIR


Al unir los extremos de mi vida
y mi espalda cargada de certezas,
con el fin y el principio que aderezas;
nacimiento y la muerte que es sabida.

Cavilaba la muerte convencida
de ser tu hermana fiel, cuando comienzas
a vivir tu existencia con destrezas,
y preparas los riesgos de tu ida.

Se vive con la muerte, -que en tu espalda
es llevada y admitida- cual amiga
que acompaña en la vida tu existir.

Compañera incansable, cual guirnalda
marinera enredada, en brazo auriga
conduciendo tu forma de vivir.

Roberto J. Martín 

FELIZ DÍA DEL ESCRITOR (Y DE LOS LECTORES…)


La vida tendría otros colores,
otros sabores,
otra calidad y calidez,
otros sonidos,
otros aromas
y quizá menos sensibilidad
y vida
si no fuera por los escritores
y poetas
y tantos otros artistas
e intelectuales
que llenan de sentimientos
al mundo,
e incluso
crean mundos
al gusto
de cada uno
de nosotros.

Antonio Fco. Rodríguez Alvarado

LA CIMA DE LOS DESEOS


La gente se muere por ser famosa,
pero no es posible ser solo un pianista
y olvidar todo lo restante,
no hay demasiado en mis versos,
en mi corazón estás tú, tu rostro, tu nombre, tu presencia,
tú eres más esencial que escribir
porque escribe un escritor y escritor puede ser casi cualquiera
pero tú me amas a mí, solo por ti soy verdaderamente único,
lo que más necesito ser, lo que me vuelve humano de verdad,
me enamoré de ti olvidándome de todo fetichismo,
no soy un estafador, no miré más que a tu corazón,
quería una vida llena de felicidad
al lado de un alma única en el mundo,
muchos codician grandes razones para ser amados
pero la única valiosa somos nosotros mismos.

LUIS RAFAEL GARCÍA LORENTE -Orihuela-

LOS NIÑOS DE ALBANY


(Artículo de 1916)

     ¡Cómo! ¿Pero es verdad que en Albany, Estados Unidos, sesenta mil niños han ido en manifestación a pedirle al gobernador que ejecute sin misericordia  a Pontón? ¿Pero no es espantoso que de las tiernas y gorjeantes gargantas de sesenta mil niños se haya hecho salir este clamor de muerte contra un infeliz reo? Por grande que haya sido el delito de Pontón, ¿a qué queda reducido frente a este otro delito de envenenar deliberadamente el alma de una legión de niños con tan feroz deseo?
     No; ésto no parece cosa sucedida en estos tiempos, ni en el seno de un pueblo civilizado. Esto parece cosa de otros tiempos, brote de crueldad en el alma de roca de gentes primitivas, no iniciadas aún en las prácticas mansas de Buda o de Cristo. Se concibe que en torno del infeliz que, en un momento de extravío amoroso, dio muerte a una mujer, se aglomeren los deudos de la víctima pidiendo justicia, esto es, venganza. Se concibe que este furor homicida de los deudos se transmita por contagio en los primeros momentos a los habitantes del pueblo o ciudad de la víctima. Pero no se concibe que se llame a los niños, a todos los niños de todas las escuelas, y se les haga partícipes de esta espeluznante orgía de odio. Y esas iglesias, esas innumerables iglesias que en las ciudades americanas propagan día y noche la doctrina de Cristo, toda amor, caridad, tolerancia y perdón, ¿qué hacen? ¿para qué sirven si no sirven ni siquiera para impedir que se escape de la garganta de los niños de Albany el sacrílego grito de venganza y muerte que acabamos de oír? ¡Y pensar que estas mismas iglesias, junto a las cuales acaba de darse el horrible espectáculo de tan innecesaria crueldad, envían constantemente misioneros a otros pueblos, y entre ellos a Puerto Rico, a predicar mansedumbre y caridad evangélicas! ¡Dónde mejor podrían actuar estos misioneros es allí donde el frenesí del odio puede tanto que hace salir de las escuelas a sesenta mil niños para que vayan en procesión solemne hasta la casa de un gobernador, y le conminen a ser inexorable, a matar fríamente al que mató en un vértigo, a obsequiar a unos infelices viejos --los padres del reo-- con el lúgubre regalo de Christmas de la muerte del ausente hijo que nunca ha de volver!
     Nosotros no sabemos leer ni sabemos correr tras el Dólar hasta reventar o hacernos millonarios. No sabemos unas cuantas cosas que para afear y entristecer la vida saben y practican nuestros señores los americanos. Sabemos muy poco, es verdad. Pero podemos afirmar rotundamente que en el seno de nuestra pobre y humilde comunidad jamás daremos el tremendo espectáculo de hacer colaborar a nuestros hijos en la obra de fría y estéril crueldad en que han colaborado los niños de Albany.
     Sabemos muy poquita cosa, muy poquita cosa. Ni siquiera hemos inventado el automóvil Ford, tan indispensable a la felicidad humana. Sabemos, sin embargo, perdonar. Y como el perdón necesita de la compasión, y la compasión necesita de la comprensión, y esta facultad de comprender necesita a su vez de la lenta y laboriosa decantación espiritual de una cultura que contribuyeron a formar siglos y más siglos, ¿qué podemos hacer, así pobres y humildes como somos, sino pedir a los dioses, con un poco de orgullo, que se apiaden de nuestros señores los americanos, y que, a cambio de hacerles olvidar muchas de las innumerables cosas que han aprendido para complicar y ensombrecer inútilmente la vida, les madure, depure y refine el espíritu de tal modo que, sin necesidad de ir a la escuela ni a la iglesia, sepan esa cosa sencilla y profunda que saben nuestros analfabetos: perdonar, esto es, compadecer, esto es, comprender. Cuando sepan esta sencilla, pero profunda y formidable cosa que se llama comprender, ya quizás no tendrán la extraordinaria agilidad juvenil con que persiguen hoy millones e inventan aparatos de mecánica; ya quizás no harán progresar tan velozmente sus industrias, sus casas, sus ciudades, sus muebles, sus zapatos, sus ropas; pero habrán progresado ellos mismos, esto es, tendrán una sensibilidad más aguda, una cerebración más intensa, y una visión más certera, más amplia y más profunda de la vida... Y al orgullo infantil de haber inventado el automóvil Ford y otras zarandajas de ferretería, sucederá un nuevo sentimiento de humanidad a la luz del cual la sombría procesión de los niños de Albany pidiendo ferozmente la muerte de un hombre, les parecerá una cosa tan cruel, tan tosca, tan primitiva, tan fea, que la creerán inverosímil y temblarán ante ella de vergüenza y de horror.

Publicado en el blog nemesiorcanales
Compartido por Osvaldo Rivera

TAL VEZ ME QUEDE DORMIDO


"Tal vez me quede dormido,
tal vez se me cierren los ojos,
tal vez, como a escondidas,
mis pupilas te besen un poco.
Tal vez la noche sea fría,
tal vez primaveral y calurosa,
tal vez serán mis labios,
los que tu piel besen en rosa.
Y entre tal vez y tal vez,
de unos párpados cansados,
y de un mirar ojeroso,
mis brazos serán un te quiero,
que acunaran tu merecido reposo.
Que las noches tienen mil lunas,
y el firmamento estrellas sin fondo,
sábanas que mi piel enfundan,
en besos de su silente tono.
De callada voz que es tiemblo,
de parpadeo de astros en negrura,
que susurran sus destellos,
como tus palabras mi piel desnudan.
Con la suavidad de su luz,
con la intermitencia de sus reflejos,
con la delicadeza de los arpegios,
que tu voz vierte en mí.
Porque en ese dormir de límite,
en ese buscar de mi pensamiento tu rostro,
el firmamento se vuelve lienzo,
y entre las luces me ven tus ojos.
Con su cristalina presencia,
con su negro de iris poderoso,
con su profundidad que alienta,
ese ser, en ti un todo.
Tal vez me quede dormido,
tal vez se me cierren los ojos,
pero mi amor será el suspiro,
que de tu noche, hará reposo.
Alma con alma en sigilo,
estrellas de brillar tembloroso,
ventanales que el universo exhiben,
tras los cristales, nosotros."

Del libro "Sueños y otras intermitencias. Vol.1 de Emilio Juan Gilabert Fernandez 

UNA FLOR


Una flor para otra flor, es mía, te la doy, es para que no te quede duda que te amo, mi amor... es para ti, de mi jardín exclusivo, sabes muy bien que tengo mil motivos, tú me das y llenas mi vida de cariños, no imaginas siquiera cuanto te quiero y siempre de la mano contigo... una flor, para otra flor, es de mi jardín, te la doy, acéptala con tu corazón en las manos, es para que sepas cuanto te amo...

Agustin H. Castañeda

TE MIRO A LOS OJOS


Te miro a los ojos y sé lo que siento
de esta incursión en tus sentimientos
tras recolectar pecados absurdos
detrás de un amor que se me antoja tuyo.
No soy lo que quiero...
...solo queda mi orgullo.

Te miro a los ojos y sé lo que siento
tras el laberinto que anida en mis miedos
y sin una luz que me guiara
hasta palpar la raíz de tu casa,
he enredado mi fe en tu cabello
para enterrar mi culpa y mis faltas.

Te miro a los ojos y Natura me llama
a deslizarme en la razón de tu rabia,
tan solo soy un rufián en tu estanque
que añora la herida de la que le sanaste
de los amores que no se curaban
porque, del amor... también soy culpable.

Quiero mirarte a los ojos de nuevo,
beber del licor de nuestros encuentros
y llenar todo el vacío que me persigue
no estoy completo si creo que no existes,
te sigo buscando en todos los puertos
sin una bandera, sin dogma y sin fuero
pero no puedo fondear insensible
si tu te resistes...
... O, si no te encuentro.

‎Luis Maria Saiz Laso‎ 

¡YA SE ME HIZO TARDE PARA ECHARLE EL ANCLA A...!


-Ya a estas alturas de la vida-
antes de echar el ancla en otra isla,
se lo consultaría a Sarapatrusca...
No se me han ido los deseos de volar todavía...
ni aún me cortaron los vuelos
de mis vigorosas alas...

Siempre fui un pájaro que me gustó
la aventura y conocer horizontes nuevos...
con mi loca juventud y una pepita de oro
en los rincones oscuros de mi faldriquera...

Una de mis pasiones que aún no se han cumplido
es saludar a una culebra del Nilo;
que quizás sea el espíritus de Cleopatra..
que se envuelve en la clámide,
y oír el soliloquio de Ramsés en su pirámide.

Tal vez a la vuelta hiciera una corta escala
en mi país del sol y bíblicos olivos
milenarios, de troncos retorcidos y oro líquido...
y dejarle a mis paisanos este rostro
de perfil guadalupano con la huella del pasado.

Besar al indostán y a la Oceanía,
y seguir rumbo a "Quisqueya" pues ya
se me hizo tarde para echarle el ancla
a una paisana mía..-con estos pelos-.

Rafael Chacon Martel.

OCRE MIRAR


¡Unos ojos de tal color no pueden sino mostrar la intensidad de un apasionado mirar.
Mirar sincero, de franca mirada,
que guías el alma de mi existir.
Si amor eres; ¿cómo poder resistir
todas tus caricias, sin decir nada?

¿Cómo desoír la voz de tu llamada?,
…que amante me viene a asistir
y afanosa vuelve a insistir,
fiel, cual fuego de viva llamarada.

¿Cómo dejar de suspirar al sentiros?;
…si de mí ya la fuerza se retira
y al veros, sólo me restan suspiros:

¡Ay del precioso mirar que me mira!,
fieles caricias de ocres zafiros
que besan a quien, poseído, suspira…

Luz de trigo maduro
que, entre gavillas amarillentas,
como de oro puro,
añade color a mis tardes sedientas.

Mirar de mariposa,
que explaya su porte multicolor
donde ella se posa
amante, como la más delicada flor.

Ocre mirar felino,
que brilla en la noche encendida
y tiene por destino
la presa por sus ojos pretendida.

El más precioso mirar
de dos bellos luceros que, risueños,
de colorido sin par,
dejan los del alto cielo pequeños.

Paco Aguilar i Espada

SALMO DEL MÉNDIGO OPULENTO


Que se escuche la cítara.
Crujir de dientes
retumben.
Dominios del Rey Salomón
alzan su voz.
Despertad.
No debe la modernidad
rezagar
las buenas nuevas.
Carruajes cinco estrellas deben
dominar
los desiertos de la fe.
Orad por quienes apacientan
las ovejas.
Filete
y caviar
merecemos .
Entonad cánticos de aceptación
niños hambrientos.
Oraremos
para que su bocado,
sea como el
nuestro...

James Philliphe Moran 

SOLO POR DIGNIDAD


Inerte entre sombras y tenues candilejas,
mi pecho se aferra a ti, no quiere dejarte ir
Porque teme poder morir,
al mirar que cada día te alejas.

Seguiré amándote y transformar tu pensar,
mi sexto sentido me dice que hay otra
al perder la noción del tiempo como idiota,
poca esperanza me queda de que puedas amar.

Sé lo que valgo y me sobra dignidad,
pero desengáñate por ti mismo
Y cuando tenga que decidir me iré sin vacilar.

Solo recuerda: No cambies una vida,
Por el placer de un momento
hoy lo dice tu esposa, mañana podría ser tu amiga.

Temo Carlos De la Cruz -México-

ESOS OJOS BONITOS


Esos ojos bonitos que suspiran
Incomparable visualización
Alumbran por amor incandescente
Guían en momentos taciturnos
Nunca deberían llorar por tristeza
Es el enunciado del alma
Mirada poderosa que tienen apego.

Paulo Thorne

EL DISCURSO DEL VIENTO


Ventanas cerradas,
golpeo de puños cerrados al cristal de la puerta.
Silencio sordo que hace hablar al viento.
Chascarrillos entre gotas de granizo.
Palabras que chismorrean con la brisa entre tu pelo.
El viento habla...
La montaña guarda silencio.
El viento dice...
El hombre escucha el discurso bajo la lluvia de hojas secas.
El viento tambalea al árbol...
La naturaleza le presta el papel blanco.
El viento repite...
La arena baila entre las nubes.
El viento silba...
La música se hace presente.
Discurso de dos minutos...
El viento se queda enredado entre tus palabras que guardan silencio.
El viento establece el ruido necesario.
El viento termina el discurso rompiendo los cristales de la ventana cerrada.
Viento del norte para el alma.
Viento del sur para tu calma.
Viento de poniente para la llama.
Viento de levante para volverte loca de remate.
Viento de mis labios para amarte.

Te Amo Victoria Elizabeth Nowak.

José Carlos Arellano Ramos

ÓBITO


Adelante, quédate.
Quédate como tu nombre indica,
bajo la voz penetrante de una piedra en el aire.
Adelante, ciérrame la boca que el rencor no salga
por el aire.
La lucha detenida por el desierto,
por la frágil lágrima de mármol
pervertida en los sentidos.
Esa bajeza divina que viene y va
todos los días siendo imperturbable sombra.
Eterno lápiz que dora las letras sea invierno o lluvia, o sol,
la hoja de un crisantemo sujeto al clavo.
La hoz de la siega cortada
en verde moho que contamina
los brazos cuando se quedan sueltos,
sin vida.
En esa postura infernal,
cuando miras y se quedan los ojos en blanco.
Moribundos.

ISABEL REZMO -Úbeda-

REFLEJO DE UN ESPEJO


Déjame mirarte frente al espejo
quiero ver a ésa que no tiene
sentimientos,
así prefiero ver hoy a la mujer
que tanto quiero,
caminaré lentamente al espejo
te alejas mientras
me acerco,
hoy tocaré el frío de un espejo
reflejo de un sueño,
que sabe el reflejo de un espejo
es como tú que no sabe de
sentimientos.

Dime quien es parte de mi vida
tú o el reflejo de tu cuerpo
en el espejo,
Sal del tu espejo de mis sueños
ven y háblame lo que
eres,
y así olvidaré tu silencio.
Para mirar lo grande
del cielo,
es más fácil rasgarle el alma
a una estrella,
sin mirar el reflejo de una
sonrisa,
escaparé de la distancia
de tu piel de mis
deseos.

Que fácil es tener en la cama
el calor de un cuerpo
con sus besos,
eso se tiene con mucho o muy
poco dinero,
sin reflejos fríos de un espejo,
Quien querrá darme hoy calor
que solo pida amor, amistad
y comprensión,
que me haga olvidar el dolor
que me causo tu frío
corazón.

Luis Anibal Guillen

VEN AMADO


Ven amado, en mis praderas,
paisajes primorosos te he pintado,
en mis copas, el amor está rebosando...

Ven, mi verbo encendido,
para ti he reservado, tardes en cisnes blancos,
con sol dorado que nos abrace...

En plenilunios de entrega, te estoy llamando,
¿No oyes, los latidos de mis rosales?

Tu voz lejana, oigo entre los cielos,
tu corbata y sombrero me rozan cerca,
solo tú, haces sonar las campanillas de mi corazón.

Ven, verbo de mi verbo,
ven, ser de mi ser,
Oh, tú, mi abeto fuerte y vigoroso,
dale vida a mi existencia vacía,
riégala en luz.

Ay, nunca le faltes,
a esta mariposa,
que solo liba, su aliento vida, en tu clavel.

Edith Elvira Colqui Rojas -Perú-

ACABA CON LA SOLEDAD


Una mañana yo sembré una semilla de felicidad, donde tú cosechaste el amor para llenarle de alegría a nuestras almas, pero un día llegó la plaga que acabó con las ilusiones al mentirte que te amaba desde que eras capullo de flor donde tu corazón le creyó.

Desde ese momento quedo vacío como la soledad tu alma, donde tus sentimientos quedaron desnudas como la flor, hoy sientes tristeza desde que me pediste que me aleje de tu lado porque pensabas reparar tu corazón tapando el dolor y cambiando de color el amor.

Hoy tu alma está triste y vacía desde que me pediste que me alejara de tu vida, donde tú ya no sientes mis caricias, peor mi calor, ven para llenarte de alegría sembrando un poco de alegría, pero primero fumigaremos las penas y tristezas para que muera la plaga del desamor.

Al llegar el alborada cosecha remos las semillas llenas de alegría y felicidad que un día me robaron con mentiras y engaños, entonces construiremos un castillo y haremos el amor dentro de él, para que las rosas y flores nos cobije con el aroma y el placer.

Para que haya seriedad firma remos un contrato con el sello de nuestros labios, donde quede marcado la huella de nuestros besos de por vida entre tú y yo, así que no seas mala arriéndame un cuarto en el rincón de tu corazón, donde yo haré las mejoras y cambiaré de color al amor, donde pintaré la soledad por la felicidad.

Marco Nuñez

COMO EN UN CUENTO DE HADAS


Como en un cuento de hadas
llegaste a mi vida un día,
trayéndome alegría
a mi inquieto corazón.
Juré amarte con devoción
desde el mismo primer instante,
y desde ese momento en adelante
te convertiste en mi gran amor.
Eres la más hermosa flor
esplendorosa como un lucero,
por eso con gran esmero
a amarte dedico mi vida.
Eres y serás mi consentida
la más bella y hermosa dama,
la protagonista en el gran drama
que se desarrolla en mi corazón.
Por eso con distinción
mi amor puro te ofrezco,
muy profundo y quijotesco
pero con extremada pasión.

Juanra Colón -Puerto Rico-

ZORRITO, AS


yo sé que el alcohol me hace mucho daño
pero hoy ya lo perdoné,
tú y yo nos echamos de menos en este momento de hoy
y aquí
somos muy sinceros desde nuestra alma ser en cuerpo,
el verdadero amor perdona
no señores y señoras de este lindo planeta llamado tierra,
ese verdadero amor no traiciona.

entre muchos rosales salen todas con espinas
al tomarlas hay que tener cuidado,
porque se oculta dentro de sus hojas y tallo ese su cuerpo bellísimo de flor
ni todos llamado brujos o esas brujas llevan escobas,
ni todas o todos los zorrito,as están ahí en el bosque
verdad que no.

escogí este tema porque me di cuenta que vale la pena
al ser como el alcohol o esa rosa espinosa cargada de vanidad y poder,
para el ser macho como para esa hembra
a pesar de los muchos riesgos,
ya que hoy posiblemente estoy con la misma máscara del pasado
o sea, ese mismo auto engaño.

que con el pasar ese segundo del minuto en la hora de hoy
la siento mucho mejor y la disfruto mucho al tenerla puesta,
volviéndose sigiloso cuando hay posibles reclamos de uno
o del otro lado
por tal razón no hay porque sorprenderse si ya no me busca,
o de lo contrario yo no le busco
ya que nos encargamos mutuamente de que nos diera igual ese trato.

sabiendo muy bien en este instante de hoy vivido
que al dar los pasos lo pies son a veces ágiles y firmes,
divagantes o tímidos
y en ese su momento están quietos para no llegar a su destino.

por tal razón para el gran felino siendo el REY en la selva
nunca voltea cuando un perro ladra,
demostrando esa madurez al lograr no enojarse por el posible ataque
no sé cómo caen del cielo estos elementos,
pero que hay mucho los hay hoy día.

 Alejandro Madriz Martínez

PESTAÑAS


¿Qué es el Tiempo?

Solo una palabra,
o tal vez,
un sin tiempo.
Uno o dos momentos,
o quizás,
el rato:

Cuando te pienso…
En el que te veo…
Cuando te vas…
Y tú, ya no estás.

Pero, ¿Qué es el Tiempo?

Tu existencia entera,
Dios,
o simplemente,
cuando me besas…

¡Ya! dime... ¿Qué es el Tiempo?

Acaso,
es nada,
la eternidad,
un sin fin;
o tan solo,
cuando no estás…

¿Qué es el Tiempo?

El tiempo
son tus ojos cuando me miran.
Ojos grandes y revoltosos;
blancos y brillosos;
benditos y llorosos.

Relojes,
cuyas parpadeantes pestañas,
juegan a las manecillas
que marcan los instantes
más bellos de mi vida…

Pero, ¿Qué es el Tiempo?

Si tú no existieras…
el tiempo nada seria,
o quizás,
la bastarda prima hermana de la muerte.

GILDARDO CARRIÓN

SI ME FUERA UN DÍA...


Si me fuera un día...
Al partir, no sé a dónde...
Al cerrar los ojos,
regresaré al calor de tus brazos;
su fulgor, cegará la oscuridad
y el temible camino del desamparo.

Gloria Judith López Soto -Colombia-

MÁSCARA PARA NO ENLOQUECER


La imagen puede contener: texto

VAMPIRESA


El mar me lleva a tu vera
Nos adentramos en una esfera
Llena de lujuria y amor
Independientemente del color.

Eres de un moreno discreto
Y yo me hago el coqueto
Pero tu corazón me deshace
Y me llevas a un desguace
Convertido en discoteca
Agarrando mi muñeca.

Te digo donde me llevas
Pero con un beso me callas
Conmigo luego te cebas
Pues eres mujer con agallas.

Entramos en el local
Todo a oscuras
Música electrónica
Un ruido que me va mal
Pero para hacer locuras
Con éxtasis y marihuana
Quedas afónica
Y una mirada lejana.

Mi reloj, marca la medianoche
Y empiezas a morderme
Sin una gota de sangre de derroche
Y me conviertes en un vampiro
En lo que dura un suspiro
Meneando tu cuerpo
Me dices “quieto”
No sé quien hay detrás de mí
Parece un secreto.

Una voz dice “¿Quién es éste?”
A lo que respondes “es mi tete”
Pero pareces asustada
Ante esa voz enfadada.

Me llamo José Miguel
O tal vez Manuel
No lo se con exactitud
Porque hace daño tanta esclavitud.

Si la tocas date por muerto
Pues te arrojo al puerto
A plena luz del día
Pues yo la puedo ver
Y tú, mi señoría
No te atrevas a toser
Pues serás el siguiente
En mi cuenta pendiente
De vampiros a eliminar
Hasta que la cuenta
A cero vaya a llegar.

JAUME ALEGRE LASTERRA -Barcelona-

AGONÍA TRISTE


Queda tan poco
y no queda nada,
quedan tan solo
cicatrices.

Cual tallo
despojado
en sus raíces.

Ahogándose
en su mar…
Agonía triste.

Alicia Minjarez Ramírez. 

PÉNDULO


Se quiebra el tiempo
a mitad de la tarde,
como cuando era niño
y me hablaba el viento.
Se cristalizan los últimos rayos
de una hora fija.
Todos se han ido de prisa
y no se por qué
han dejado las puertas abiertas.

Norma Pérez Jiménez -México-

SOLO FUE UN SUEÑO


Maravilloso despertar a tu lado amor mío, entre sábanas de seda así nos sorprendió la aurora, escuchando el canto de los pajaritos en mi ventana .
Nuestros cuerpos entrelazados bailando
la más dulce danza del amor.
Mirando las estrellas en el firmamento
piel, con piel, corazón, corazón,
saboreando las delicias de tus besos
apasionados, es como flotar en el aire, tocar el cielo con mis manos,
sensación indescriptible, entre suspiros
y besos ver como el río se sale de
su cauce bañando mis sueños, sintiendo
el placer que solo tú me das mitigando mi sed, nuestros cuerpos ya rendidos, y
aun así no nos queremos separar,
como dos adolescentes que no se
cansan de amar.
Al fin nos despedimos con un abrazo, un beso, un te quiero, un te amo cariño
y con una sonrisa de felicidad.
Hasta nuestra próxima velada.

Angélica Bueno -Honduras-

LAS BUENAS COSTUMBRES


…“La mala Junta corrompe
LAS BUENAS COSTUMBRES”
¡Es Verdad!
¡La Verdad!
¡Tú! Hombre
Que Quieres Ser Feliz
Que Buscas Por Todos Lados
La Felicidad
Y No La Hallas
Por Buscar En Los Lugares errados
¡¿?!
Buscas Tu Felicidad En Donde No Esta
¡¿Qué Te molesta?!
Pero Es La Verdad.
El desorden, la lujuria,
La euforia, la inmoralidad sexual
La joda
Lo confundes con Felicidad
Cuando En Verdad
Te Sientes vacío
Y Te desesperas cuando estas Sólo/a
Buscas Compañía
Y la errada
Porque ignoras
Por falta De Sabiduría
¡Y no Eres Feliz!
“La mala Junta corrompe
LAS BUENAS COSTUMBRES”
¡Tú! Hombre
Ya Ves el resultado
De “la mala Junta corrompe”
Vacío y nada.
“LAS BUENAS COSTUMBRES”
Te Acercarán A
Tu Tan Buscada Felicidad
Y Una Vez Que Estés
En “YO SOY EL CAMINO,
Y LA VERDAD, Y LA VIDA”:
EL SEÑOR, REY Y SALVADOR
JESUCRISTO DIOS HIJO:
En La Felicidad
Tu Felicidad
Comenzarás Un Proceso
De Restauración
Que Te Llevarán A La Plenitud
A La Plenitud DEL AMOR:
A La Plenitud De La Felicidad:
A La Plenitud De Tu Felicidad.
“LAS BUENAS COSTUMBRES”
= A ¡SHALOM! + ¡YIREH!
“LAS BUENAS COSTUMBRES.”

Verónica Luz Del Valle

TU MIRADA


Tu Mirada
tan perdida.....
Te ciegas... no me ves,
tu voz tiembla,
me repites las cosas que ya sé,
hablas sin parar,
Quejándote, irritado, nervioso...
Quizás...
Te has ido y no me di cuenta
Tu cuerpo está frío,
Y apenas te toqué... no me dejaste
Desilusionada,
Como quien pierde las ganas de vivir,
Voy a estallar pensando en la forma de tenerte otra vez,
en cada respiro,
Del cual me culpo,
de que no estés,
que solo la rutina
haya sido la causa de tu ira ,
¿Que haré para que regreses?
¿Qué haré para que vuelvas
a confiar, a amar...
Para recuperar tu cariño?
Tal vez ya no hay remedio,
porque te fallé...
Y quizás nunca regreses,
no lo sé... sólo te pido una cosa
Piénsame alegre, sonriente,
como siempre... como cuando estábamos juntos
Eso es lo que haré porque
créeme que te amo,
Intenta dormir...
Piénsame...
con los ojos cerrados,
yo estaré a tu lado,
esperándote, mirándote de lejos
Velando por tus sueños, por tu vida
Esperando mil te quieros
Que yo en silencio te buscaré
De lejos, con la debilidad
que siento por ti
Amándote aún estando lejos de mí

María de los Ángeles Ares Lago

EL ROSAL


El rosal se ha quebrantado
con el alular del viento,
con el pregonar del tiempo
sus rosas ha marchitado.

Sus espinas se han doblado,
no aprisionan a la estrella,
y acaso la zarigüeya,
venga del cielo nublado.

El rosal se ha marchitado,
ha bebido sus abrojos,
ha cubierto sus despojos,
sus espinas arrastrado.

El rosal está quebrado,
roza su tallo de arena,
rotas hojas de azucena,
señales de haber llorado.

El triste rosal dorado,
sin espinas ha quedado,
esquinado, devastado
su bello tallo ha enredado.

Hortencia Aguilar Herrera -México-

ERES ESPECIAL


(Tautograma)

Eres especial, excepcional- elogiada,
encanto exclusivo, elevando efusión,
¡elogios embebidos, elegantemente!,
embellecidos- exornados en el edén.

Eres efusiva, engreída - apasionada,
exaltada, ¡eternamente excepcional!,
es esencial- emblemática- expresiva,
enorme efusión encendiendo éxtasis.

Julio C. Portella M. -Perú-

SEÑOR GRACIAS...


Señor gracias por bendecirme y darme la
opción de comunicarme con mis amigos,
bendícelos igual a ellos y tanto a ellos
como a mí, auméntanos la fe amén

La motivación está en la búsqueda del
tesoro, no en el encontrarlo; después
de hallarlo, desaparece la emotividad.

JUAN REYES MEDINA

AROMAS DE PASIONES DESATADAS


Mis ojos tienden un puente de rosas entre tu cuerpo y el mío.
Un río de sangre ardiente recorre mis venas caliente y espeso,
me pierdo en tus brazos dormida como una paloma con frío
y nacen caricias doradas y labios calientes con sabor a besos.

Yo tejo una red de caricias de fuego y de aromas salados y ricos
Para retenerte, dibujo espirales de nácar rodando en tu vientre
y te abro mi rosa temprana para tu deleite y mojo tu piel de narciso.
Tú vienes a mí y me acaricias. Tu dulce perfume se vuelca y se siente.

Me envuelve tu esencia viril entre lirios de húmedas copas oscuras.
Mi jardín tiene vasos de espuma y en ellos sedosa se agita y te ronda.
Vamos por un camino y la luna plateada nos da su secreta locura.
Así brota el amor como un árbol florido de copa preciosa y redonda.

Mis pechos de nube y de plata te buscan con prisa y ansiosos.
Tus muslos se tornan cadenas que me encierran con cálido gozo.

MARÍA ITZA -ARGENTINA-